10 Julio: San Cristóbal y la Canícula medieval

SAN CRISTÓBAL «CABEZA DE PERRO» Y LA CANÍCULA MEDIEVAL

La leyenda de San Cristóbal Gigantón

San Cristóbal Gigantón

● Según la leyenda oriental, San Cristóbal era un feroz guerrero gigantesco procedente de una tribu de antropófagos, con aspecto muy remarcado por su cabeza de perro (Cinocéfalo), representado en iconos de la Iglesia oriental. Al ingresar en el ejército imperial romano su figura se «civilizó» y convertido en cristiano, se dedicó a evangelizar a sus compañeros y dar muestras de la fortaleza de sus virtudes, hasta que fue martirizado.
● La leyenda occidental floreció en Europa desde la Baja Edad Media. Un joven gigante cananeo llamado Ofero o Réprobo abandonó a su rey para buscar servir al señor más poderoso de la tierra. Primero fue vasallo de un emperador, pero éste que tenía jurado un pacto diabólico, temía que en cualquier momento apareciera Satán para llevarse su alma. Así que se puso bajo el mando del jefe de los demonios, hasta que advirtió que el príncipe del Infierno temblaba con la sola mención del nombre de Jesús. Inmediatamente abandonó a Satán y se embarcó para buscar a Cristo. Recorrió la Tierra entera, pero nadie era capaz de decirle dónde podía hallar a ese tal Jesús, hasta que por fin encontró un ermitaño que lo inició en la vida cristiana mediante el servicio al prójimo. Se instaló en una cabaña junto a un río profundo y peligroso, dedicado a transportar a los viajeros sobre sus hombros hasta la otra orilla.

Leer más